Empleo·Testimoniando

Los beneficiarios de los contratos formativos: el caso de Andrés

20180103_112942

El Ayuntamiento de Murcia cambia la vida de Andrés

Andrés López, usuario del Servicio de Integración Laboral desde hace varios años, disfruta hoy de ser beneficiario de uno de los cinco contratos formativos remunerados por el Ayuntamiento a través del convenio de colaboración con FAMDIF/COCEMFE-MURCIA.

El objetivo de estos contratos es mejorar la empleabilidad y la integración social de personas con discapacidad física y/u orgánica.


Hace once años Andrés disfrutaba de una vida normalizada trabajando en la construcción, pero debido al desgaste físico que le produjo el mal uso de determinadas máquinas de trabajo, sufrió un daño en la columna que le imposibilitó continuar en dicho puesto.

Debido a su escasa formación y a su edad, la búsqueda de un nuevo empleo se convirtió en todo un desafío para él. Comenzó a buscar trabajo en otros sectores y acudió a nuestro Servicio de Integración Laboral donde realizó varios cursos con el objetivo de mejorar su empleabilidad.

Tras once años desempleado y a pesar de contar con los años de cotización exigidos, a Andrés sólo le faltaba cumplir un requisito para poder disfrutar de su jubilación: haber trabajado dos años antes de la misma.20180103_112932

Cómo un contrato formativo cambia la vida de una persona

El pasado diciembre Andrés comenzó sus prácticas formativas en la biblioteca de Javalí Nuevo, y asegura que le ha cambiado la vida, se siente más alegre y realizado.

“Antes tenía una vida muy monótona, ahora veo la vida de otra forma, tengo el aliciente de prepararme por las mañanas para ir a trabajar” cuenta Andrés con una sonrisa.

De lunes a jueves por la tarde, y los viernes durante la mañana y la tarde, las tareas que realiza en la biblioteca son las atender a los usuarios, colocar los libros usados y desinfectar el material, entre otras.

Entre las actividades formativas que realiza, este usuario está aprendiendo a utilizar programas como excel, word y access.

A día de hoy, asegura que “si no fuera por este contrato, no tendría pensión”.

El Ayuntamiento de Murcia, es quien ha hecho posible la inserción laboral de esta y otras cuatro personas más a través de FAMDIF/COCEMFE-MURCIA, pero cualquier empresa que lo desee puede acceder a estos contratos formativos y cambiar la vida de más personas con discapacidad. 

La principal ventaja con la que cuentan estas prácticas formativas en el puesto de trabajo es que las empresas de menos de 250 trabajadores no pagan la Seguridad Social de las personas contratadas  y para las empresas de más de 250, la reducción es del 75%. Además, no existe un límite de edad.

“Esto ha sido para mí, mi salvación”


 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s